Maximiza tu inversión en Marketing con Inbound

Por Francisco Vallejos , 10 marzo, 2016

Si existe un concepto en el que podemos estar de acuerdo todos y cada uno de los que trabajamos entorno a la industria del Marketing, es que las empresas exitosas, sin importar el tamaño, lo perciben como una inversión y no como un gasto.

En términos prácticos, existen dos tipos de esfuerzos: Empuje (Push) y Atracción (Pull). Hoy los conocemos como Outbound e Inbound.

Sabemos que, históricamente, las grandes empresas y marcas han gastado (invertido) toneladas de dinero en campañas publicitarias carísimas. Algunas con extraordinarios resultados de branding y posicionamiento de marca y otras con logros vinculados directamente a ingresos de la compañía.

Ya sea de la forma más tradicional o totalmente disruptiva, hemos presenciado cientos de horas de publicidad en múltiples canales, formatos y plataformas (en su mayoría por televisión). Desde spots publicitarios de alto impacto, como del de Apple en 1984, hasta conceptos con mayor arrastre y ejecución creativa, como el Reto Pepsi, o el mayor cliché de la industria publicitaria: la Navidad de Coca-Cola.

Pero hablemos de ejemplos más aterrizados y tangibles. De una u otra manera, hemos escuchado el costo de transmitir un anuncio de 30 segundos durante el Super Bowl (el último año cerca de $5 millones de dólares, según datos de Fortune) y muy pocas veces ha llegado a nuestros oídos el Retorno de Inversión de dichas sumas. En mi caso, lo más cercano a esto fue escuchar al Secretario de Agricultura (José Calzada Rovirosa) argumentar la lógica del Gobierno mexicano, de poner cerca de $20 millones de dólares en publicidad del Superbowl, dado que esto generaba un consumo directo de aproximadamente 10 veces ese monto (sólo el día del Supertazón se consumen cerca de 100 mil toneladas de aguacate en los Estados Unidos). ¡Y yo que soy fan del guacamole!

A eso le llamo Retorno de Inversión (¿será?).

Pues en el papel puede ser, pero ¿de alguna manera podríamos acreditar todas esas ventas a los spots transmitidos JUSTO ese día? Yo imaginaría que la gente compra su guacamole en la mañana y no se sale a la mitad del partido para ir a HEB o Target a comprarlos, por muy ricos que sean y por muy bien que estén producidos los anuncios (aquí el más reciente: https://www.youtube.com/watch?v=1ndPEQCoSzk). Con lo cual, la respuesta es que existen demasiados factores para generar esas ventas y no el anuncio “per-sé”. Desde la capacidad de producción de los michoacanos, el éxito de la cadena de suministro, las excelentes ejecuciones en el punto de venta, la calidad del producto, la existencia en inventario, etc. Múltiples factores que acompañan un gran acierto publicitario.

La mala noticia, es que no en todas las industrias sucede. Nosotros podemos estar listos para entregar XXX unidades de XXX producto o servicio, incluso puede ser inventario de hora-hombre disponible para ejecutar o implementar complejos proyectos, pero si la venta no llega, ese costo fijo terminará por ser una herida de muerte para muchas compañías.

Ahora bien, ¿qué podemos hacer si no tenemos $20 millones de dólares en nuestra cuenta bancaria y una infraestructura dispuesta a reaccionar? La respuesta es sencilla, menos Outbound y más Inbound.

El Inbound Marketing es una práctica que se basa en generar contenidos optimizados para una audiencia específica (clientes ideales), a través de múltiples canales de distribución, con los cuales podamos ser relevantes, influir en sus decisiones, convertirlos en prospectos, cerrar negocios y deleitarlos a lo largo de su recorrido comercial.

Una de las principales ventajas de hacer Inbound, es que se puede ajustar a cada estructura, presupuesto y capacidad instalada. Con lo cual, sólo debemos calibrar las expectativas de los resultados y, haciendo un trabajo metódico, cualquier experto en la materia podrá garantizarles negocio potencial, que al final se traducirá en ventas e ingresos para la compañía. Además de que, contrario a las prácticas publicitarias tradicionales, cada pieza de contenido que producimos, se vuelve un activo perpetuo, que seguirá atrayendo visitas (por consiguiente leads y ventas) en el largo plazo.

Si quieres saber más sobre Inbound Marketing, te recomiendo leer esto: http://blog.hubspot.es/marketing/que-es-inbound-marketing-slide-share

En resumen, para tener éxito con tus planes de marketing, primero debes comprometerte a realizar una verdadera inversión. Eso significa dinero, cierto, pero también tiempo (estés o no trabajndo con una agencia). Una vez hecho el compromiso y la inversión, es indispensable no desperdiciar un sólo centavo de ese presupuesto o un instante de tu preciado tiempo. Un plan de marketing estructurado puede prevenir ambas. Por lo cual, te comparto aquí 10 componentes para optimizar y maximizar tu presupuesto de mercadotecnia, utilizando Inbound Marketing:

  • Analiza tu audiencia
  • Perfecciona tu SEO (keywords o palabras clave y frases clave)
  • Crea un calendario editorial para tu blog
  • Revisa periódicamente tus indicadores y KPIs
  • Alinea tus estrategias de marketing y ventas
  • Actualiza tu sitio constantemente
  • Incorpora Call-to-Actions (Llamados a la Acción) en tus contenidos
  • Haz una revision drástica del SEO de tu página web
  • Documenta tu proceso de ventas
  • Cumple a cabalidad tu calendario de marketing

Una cosa más. Si actualmente estás poniendo dinero en SEM, CPC (PPC), Adwords o cualquier fuente de generación de tráfico y/o leads por resultados, deberás estar pendiente a mi siguiente publicación. Y si por alguna razón necesitas profundizar alguno de estos conceptos, estás por definir tu estrategia de marketing o te has preguntado “¿cómo puedo optimizar mi presupuesto de mercadotecnia?, en CocoFact podemos ayudarte a tomar mejores decisiones para hacer más con menos.

Etiquetas: Estrategia, Content Marketing, Inbound, Marketing Investment, ROI