Cómo escoger un canal para distribuir tu contenido

Por CocoFact , 30 marzo, 2015

En el desarrollo de tu estrategia de content marketing, es muy importante elegir los canales de distribución adecuados para que tu contenido sea más exitoso.

Una vez creado el contenido, es necesario decidir cómo se va a distribuir. Para resolver esto, debes tener en cuenta el contexto en el que el público verá el contenido y luego utilizar eso para alterar el contenido en consecuencia. En resumen, es necesario un plan de canales de marketing de contenidos que considera estos siete factores:

1.- Análisis de la situación

Este es el primer paso que aborda todos los canales de comercialización. Aquí es donde utilizas la información de a quiénes quieres llegar y el compromiso de mirar tu "situación" actual para determinar donde se puede tener un mayor impacto con tu historia.

Pregúntate a ti mismo:

  1. ¿Qué es lo que ya tenemos que nos ayuda a contar esta historia (por ejemplo, un sitio web, blog, página de Facebook, cuenta de Twitter, materiales corporativos, esfuerzo de marketing artículo existente, etc.)?

b) ¿Qué debe cambiar para que podamos contar esta historia (por ejemplo, qué tenemos que añadir un blog, desarrollar un blog independiente, crear o revisar nuestra estrategia web social)?

c) Lo que se debe dejar de hacer para contar esta historia (por ejemplo, qué tenemos que dejar de usar Facebook y desviar nuestra energía a un blog)?

2.- Objetivos del canal

Aquí es donde debes elegir el o los canales de comercialización de acuerdo al objetivo que quieres lograr. Si usas varios canales, es importante que cada uno contribuya al otro.

Por ejemplo, con base a los objetivos de tu marketing de contenidos y de la historia que estás contando, el objetivo de tu página de Facebook puede ser crear aumento de tráfico leal a tu contenido final.

3.- Plan de Contenido

Esta es la forma de asignar el canal a la estructura de la historia más grande.

Por ejemplo, ya que tu objetivo principal de la página de Facebook es aumentar el tráfico leal a tu blog, la primera parte de tu plan de contenidos podría ser un "concurso", programa de marketing por email, u otro tipo de acción que ayude a crear una comunidad y suscriptores. La segunda parte del plan podría ser que una vez logrado el "objetivo"; puedes re-enfocar el contenido para conducir personas específicas a tu blog.

Debes tener en cuenta el contexto.

Por ejemplo, digamos que estás hablando de un "canal móvil" y tu objetivo es construir canal de suscriptores a tu blog o sitio web. Un plan de contenido inicial para ese "canal móvil" debe ser producir contenido específico y corto para móviles. Aquí, estás cumpliendo con la "necesidad contextual" de tu persona objetivo.

4.- Métrica

Las métricas son "objetivos" que se alinearán con tu historia. Por ejemplo, se podría decir que "con este concurso nos estamos quedando en Facebook, nuestro objetivo es conseguir 1,000 suscriptores en los próximos dos meses antes de que nos adentremos en la segunda fase de nuestra historia.”

5.- Personas abordadas

Para cada canal que estás considerando, debes identificar a qué personas se abordará.

Una vez que hayas terminado con tu plan de canales, debes mirarlo de manera integral. Puedes encontrar que has hecho un gran trabajo en el plan de canales, pero que no se ocupa de las personas a las que quieres llegar. O, que estás tratando de hacer frente a demasiados tipos de personas a través de un canal en particular, así que lo que puedes hacer es separarlos. Por ejemplo, Dell tiene múltiples cuentas de Twitter utilizadas para el servicio al cliente, descuentos e información general.

6.- Proceso de gestión de contenido

Para esta etapa, es necesario asegurarse de que tienes un método y un proceso (por ejemplo, personas y herramientas) para administrar el contenido y conversación para este canal en particular. ¿Qué vas a manejar? ¿Quién va a hacerlo y cómo?

7.- Plan editorial

Por último, necesitarás un plan editorial para el canal. El propósito del plan editorial es definir la velocidad, el tono, la acción deseada, y la estructura para el contenido y para el canal.

Por ejemplo, para tu página de Facebook podría tener el siguiente plan:

Velocidad: Tres mensajes por día

Tono: amable, divertido

Acción deseada: Queremos que haga clic a través del blog

Estructura: Título, entrada, texto, etc, además de las imágenes (si procede) y un "enlace de la conversión.”

Puedes tener más de un blog, o múltiples páginas de Facebook y no los tienes que poner en marcha al mismo tiempo. Por ejemplo, es posible que desees agregar una cuenta de Twitter específicamente para un "capítulo" posterior de tu historia de marketing de contenidos.

No hay una manera correcta de hacer las cosas, así que experimenta, obtén retroalimentación y sigue evolucionando en tu plan de canales.

Ahora puedes leer: 3 pasos para crear contenido viral

Etiquetas: Estrategia